Girar el tejido. Conseguir bordes rectos


Girar el tejido. Conseguir bordes rectos

N.º de producto: BLOG29 Notificar sobre disponibilidad

Girar el tejido. Conseguir bordes rectos

 

Comienzo de una nueva fila

Habrás observado que tejemos de derecha a izquierda. Entonces, ¿qué pasa cuando terminamos de tejer una fila o hilera de puntos y llegamos al extremo de la labor?

Para poder tejer una fila nueva y que nuestra labor crezca hacia arriba, debemos hacer dos pasos:

1 - Realizar las cadenetas de subida (si procede) que correspondan a la altura del punto de la nueva fila a comenzar.

2 - Girar la labor, rotando en el punto anudado al ganchillo.

Ya tendremos de nuevo el tejido a la izquierda del punto anudado a la aguja, para comenzar a tejer de nuevo de derecha a izquierda.

El último punto de nuestra fila anterior ahora es el primer punto de nuestra nueva fila.

En qué punto comenzamos a tejer

Después de girar la labor, empezaremos a tejer en el primer punto de la vuelta anterior.

A partir de una altura de 3 cadenetas (punto alto), las cadenetas de altura cuentan como el primer punto, por lo que tras coger hebra, meteremos el ganchillo en el segundo punto de la hilera:

girar

 

Conseguir bordes rectos

Una preocupación común cuando empezamos a tejer es que los bordes de nuestra labor no son rectos. Es habitual que los tejidos empiecen a coger formas raras en los bordes. Por eso, vamos a repasar qué hacer para conseguir bordes rectos en crochet.

Lo primero de todo: cuenta los puntos. Es muy probable si estás empezando a tejer que en los bordes no distingas bien cuál es tu último punto, y en alguna fila hagas al final puntos de menos, o puntos de más. Eso conllevará a que la labor tendrá bordes desiguales.

Por otro lado, cuando hacemos puntos con cierta altura (a partir de punto alto), te aconsejo que:

  1. Al terminar una fila, cuando hayas hecho tu último punto…
  2. Coge hebra y pica la aguja en la última cadeneta de altura de la fila anterior.
  3. Termina el punto (en este ejemplo, punto alto).
  4. Tejemos 3 cadenetas de subida (o las que correspondan en otro punto) y giramos la labor.
  5. Tejemos el primer punto alto en el segundo punto de la fila anterior
  6. Repetimos los mismos pasos en cada fila

 

girar1

 

girar2

 

girar3

 

girar4

 

girar5

 

girar6

 

Evitar los huecos laterales

Habrás observado que siguiendo las “reglas del juego” para tejer el punto alto (girar el tejido, saltarse el primer punto…), se forman en los laterales de la labor unos huequitos odiosos que no sé a vosotr@s, pero por lo menos a mí, me inquietan….

Un truco para minimizar el tamaño de esos huecos es hacer “trampa”:

  1. Al iniciar la vuelta, hacer una cadeneta menos de altura (por ejemplo, para el punto alto, en lugar de hacer 3 cadenetas de altura, hago 2).
  2. Tejer en el primer punto (no saltárselo)
  3. Esto conlleva que:
    • NO contamos las cadenetas de subida como un punto. Nuestro primer punto es nuestro primer punto.
    • Al terminar las vueltas, no tejemos en la segunda cadeneta de subida de la vuelta anterior. Nuestro último punto va en el último punto de la vuelta anterior.

 

comparat

Examine esta categoría: BLOG para tejedores/as