Crochet: El círculo perfecto


Crochet: El círculo perfecto

N.º de producto: BLOG24 Notificar sobre disponibilidad

Crochet: El círculo perfecto

 

Hola crocheter@s!

 

Una duda muy frecuente a la hora de tejer en redondo es: ¿por qué mi círculo no parece un círculo? En este post vamos a intentar resolverlo y dar algunos trucos para conseguir la forma que queremos en este caso: el círculo.

 

Antes que nada, vamos a recordar que para aumentar nuestra base redonda, debemos utilizar aumentos. El aumento consiste en que sobre el mismo punto de la vuelta anterior, hacemos 2 puntos (primero uno, lo cerramos, y para hacer el siguiente, volvemos a picar en el mismo sitio). De este modo, donde en nuestra vuelta anterior había sólo 1 punto, en esta vuelta hemos generado 2 puntos.

 

alfombra_trapillo_redonda

 

Para aumentar una base redonda, necesitamos aumentar puntos en cada vuelta, para que vaya creciendo el tamaño de nuestra labor. Partimos de un número de puntos, y la secuencia en las siguientes vueltas será:

 

1ª vuelta: Aumentar en todos los puntos

2ª vuelta: Aumentar cada 1 punto (es decir: hago 1 punto normal, en el siguiente punto hago 2 puntos sobre el mismo punto de la vuelta anterior, hago 1 punto normal, etc.)

3ª vuelta: Aumentar cada 2 puntos

4ª vuelta: Aumentar cada 3 puntos

5ª vuelta: Aumentar cada 4 puntos

… y así sucesivamente

 

A priori es muy sencillo. Pero, ¡ojo! Si empezamos todas las vueltas haciendo esa secuencia, la forma del tejido irá adquiriendo forma hexagonal, porque los aumentos siempre coincidirán a la misma altura de la labor. Esto irá deformando el círculo, dando apariencia hexagonal.

 

Ejemplo 1

 

Si empezamos todas nuestras vueltas así:

Aumento, aumento, aumento…

Aumento, 1 pto, aumento, 1 pto…

Aumento, 2 ptos, aumento, 2 ptos…

Los aumentos van a coincidir en cada vuelta a la misma altura del tejido.

 

Ejemplo 2

 

Si empezamos todas nuestras vueltas así:

Aumento, aumento, aumento…

1 pto, aumento, 1 pto, aumento…

2 ptos, aumento, 2 ptos, aumento…

Nos pasará lo mismo.

 

PRIMER CONSEJO PARA EL CÍRCULO PERFECTO: LOS AUMENTOS

 

El primer consejo que os doy para que esto no pase y conseguir nuestro círculo perfecto en crochet o ganchillo es variar la secuencia al principio de la vuelta, para que el aumento no caiga a la misma altura que el de la vuelta anterior.

 

Por ejemplo: si tengo que aumentar cada 6 puntos, puedo iniciar la vuelta haciendo “3 puntos, aumento”, y continuar el resto de la vuelta con “6 puntos, aumento…”. El resultado va a ser el mismo, nos va a quedar fenomenal y correctamente aumentada la vuelta. Lo único a tener en cuenta es que al final de la vuelta acabaremos con “aumento, 3 puntos”. ¿Por qué? Si visualizamos nuestra vuelta entera como un círculo, encontramos que los 3 puntos iniciales y los 3 finales unidos forman nuestros 6 puntos de la secuencia.

 

A continuación os dejo una tabla en la que se ve cómo distribuir de forma óptima los aumentos en los inicios de cada vuelta para tejer el círculo perfecto.

 

circulo-perfecto-crochet

 

Para calcular cómo iniciar las siguientes vueltas (si vuestro círculo es más grande) es sencillísimo. Para obtener el inicio de la vuelta de la siguiente fila, se va alternando puntos (sumando 1 al número de dos filas anteriores) con aumentos (sumando 2 a los puntos de dos filas anteriores).

 

Si tienes cualquier duda ¡no dudes en escribirme! Te contestaré lo antes posible 

 

SEGUNDO CONSEJO PARA EL CÍRCULO PERFECTO: EL INICIO DEL CÍRCULO

 

Te aconsejo que no inicies con círculos mágicos. Los círculos mágicos son súper útiles para muchas cosas, pero en este caso… para tejer en redondo un círculo, prefiero formar mi círculo central con cadenetas unidas con punto raso. Porque si inicias con círculo mágico, tenderá con más facilidad a sobresalir hacia fuera, a que te quede relieve en el centro de tu base redonda.

Yo lo que hago es tejer por ejemplo 3 cadenetas y cerrarlas con punto raso, y hacer los puntos de mi primera vuelta en el círculo que se forma. Luego se queda muy tupido y el centro queda completamente cerrado.

 

TERCER CONSEJO PARA EL CÍRCULO PERFECTO: LAS CADENETAS DE SUBIDA

 

Mi tercer consejo a la hora de tejer en redondo una base circular es en relación al número de cadenetas de subida que tejemos al inicio de la vuelta para dar la altura al punto.

Si vamos a hacer la vuelta en punto bajo o punto medio, le damos su altura natural (1 cadeneta ó 2 cadenetas, respectivamente).

Pero si vamos a hacer la vuelta en punto alto, en lugar de hacer 3 cadenetas de altura, dale 2 cadenetas solamente. Cuando acabes la vuelta verás que el primer y último punto te quedan más uniformes.

Espero que con estos consejos os animéis a hacer muchos círculos perfectos!! En alfombras, cestos, moda…

 

Y tú, ¿en qué próximo proyecto vas a aplicarlo?

 
Examine esta categoría: BLOG para tejedores/as